La iluminación de un espacio interior está sujeta a mejoras e innovación. El led es una tecnología de iluminación que está demostrando su importancia y las ventajas que ofrece para todo tipo de usuarios.

Razones para apostar por luces led

La luz interior generada por bombillas tipo led es la instalación más habitual en la actualidad. Además, muchos espacios están actualizando sus sistemas hacia estos materiales, debido a las ventajas que ofrecen:

  • Versátiles: se trata de un tipo de iluminación muy versátil. Se puede instalar en cualquier clase de espacio, viviendas, garajes, comercios o en el exterior gracias a la posibilidad de recrear una gran gama de colores y tonalidades.
  • Ahorro: tanto energético como económico. La iluminación led es de bajo consumo, lo que supone una reducción de la factura de la luz. Cambiar toda una instalación lumínica tradicional a led puede suponer un ahorro de hasta el 80 % en el consumo de la misma.
  • Durabilidad: la vida útil de una bombilla led es muy superior a los fluorescentes y los halógenos tradicionales. Cuentan con hasta 35 000 horas de luz lo que evita tener que sustituirlas de manera periódica.

Debido a estas razones la iluminación led es cada vez más demandada. Para sacarle el máximo partido es necesario hacer un estudio para configurar la mejor opción de iluminación.

Las diferentes tonalidades del mercado

Una de las grandes ventajas de la luz led es la posibilidad de elegir entre diferentes tonalidades. Centrándonos en el color blanco, el más habitual fuera de las opciones decorativas, podemos distinguir tres tonos principales:

  • Luz cálida: abarca de los 3000 a los 3500 grados kelvin. Se trata de una luz tenue y suave que transmite relajación y tranquilidad. Se usa en estancias de la casa como salones o dormitorios y en negocios como bares o balnearios.
  • Luz neutra: 4000 a 4500. En este caso es un blanco neutro muy natural. Se trata de un tipo de luz que ayuda a la vista. Se usa en cocinas o despachos y en negocios que necesitan dar visibilidad a los productos.
  • Luz fría: abarca de los 5000 a los 6500 grados. Tiene una ligera tonalidad azulada y no se aconseja para la iluminación doméstica. Es muy utilizada en grandes espacios de oficinas o naves industriales.

Los leds de calidad son una necesidad

A la hora de apostar por la iluminación led, recomendamos acudir a productos de calidad. Las luces de calidad evitan cierto malestar que pueden provocar los productos de baja calidad. Dolores de cabeza, vista cansada o malestar general. Esto se debe a la dispersión y los efectos de deslumbramiento que provocan los productos de mala calidad.

Si estás pensando en dar el salto a la iluminación led, no dudes en consultarnos. Contamos con productos de alta calidad para que obtengas un gran resultado con el cambio.